El Ayuntamiento de Calp trabaja en una ordenanza que contemplará por primera vez el urbanismo con perspectiva de género. Obligará a que el diseño de la ciudad transmita seguridad. Debe potenciar el flujo de personas y la visibilidad y evitar que se generen en la trama urbana recovecos y esquinas mal iluminadas.