El hospital de Marina Salud de Dénia ya ha tenido que desdoblar la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) al aumentar los pacientes contagiados de coronavirus que están graves. Esta medida está contemplada en el plan de contingencia del centro sanitario. A finales de la pasada semana, las 14 plazas de la UCI ya estaban todas ocupadas. Se necesitaban más camas para atender a los pacientes críticos. Al igual que ocurrió en la primera ola, ahora se ha creado una segunda UCI que está atendida por personal sanitario consagrado en exclusiva a cuidar a estos pacientes.

El incremento de contagios de las últimas semanas se refleja en la presión hospitalaria. La conselleria de Sanidad, en la última actualización de casos del pasado martes, precisaba que en la Marina Alta había 508 vecinos que tenían activo el virus. Hace, por tanto, seis días que no se facilitan datos de nuevos contagios. Y sí que se han seguido realizando cientos de PCR en los centros de salud y en el hospital. Los sanitarios que las llevan a cabo indican a los vecinos que el resultado tardará en comunicárseles tres o cuatro días ya que hay saturación de pruebas.

Los responsables de Marina Salud y de Salud Pública han mantenido hoy una nueva reunión con los alcaldes. Admiten su preocupación por el aumento de la presión hospitalaria, pero también han subrayado que la situación en el hospital está controlada y que no hay riesgo de colapso. Con la UCI desdoblada hay camas y personal suficiente para atender a los pacientes que sufren complicaciones graves.