No es un nicho de negocio. Bueno, lo de nicho sí que podría ser apropiado, ya que las calles, sin bares, tienen un aire un poco fúnebre. La hostelería de la Marina Alta quiere mantener una brizna de actividad. La única opción es servir comida para llevar. Y han detectado que los vecinos, a lo que no renuncian, es al café de bar de primera hora de la mañana. En la playa del Arenal de Xàbia, varios negocios mantienen abierto un resquicio y venden café y cruasán para llevar. Los clientes desayunan sentados en el murete del paseo marítimo. No hay terrazas. Y esto es lo más parecido. Eso sí, no hay ni atisbo de apreturas. Desayunan con un buen trecho de separación. Este fin de semana, a poco que luzca el sol, lo de tomarse el café y el cruasán asomados al mar va a ir a más.

Negocio de la playa del Arenal que ofrece desayunos y comida para llevar Levante-EMV