La alcaldesa de Calp, Ana Sala, del PP, ha dejado claro que ningún concejal del gobierno local se ha vacunado irregularmente. El PSPV lleva al pleno del próximo lunes una moción que plantea, como ya se hizo en Dénia, preguntar uno a uno a los ediles si se les ha inyectado la dosis de la vacuna contra la covid-19. La moción les obliga a dimitir de inmediato si así ha sido. Pero no hay misterio. La única concejala que ha recibido la vacuna, y está plenamente justificado ya que así lo determina el protocolo de vacunación, es la responsable de Sanidad, Ana Perles. Trabaja en el centro de salud de Calp y, por tanto, está en la primera línea de la lucha contra el virus.