El Ayuntamiento de Ondara ha reforzado la señalización viaria e instalado varios reductores de velocidad con el fin de calmar el tráfico y reducir el impacto de los vehículos motorizados en el conjunto de la ciudadanía.

Esta intervención se enmarca en el conjunto de iniciativas para la mejora de la seguridad viaria y la convivencia pacífica entre todas y todos los usuarios de las vías, ya sea coches, motos o peatones, que recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.