El Ayuntamiento de Xàbia ingresará en los próximos días las ayudas Paréntesis a 239 empresas de Xàbia que vieron afectada su actividad por las restricciones Covid y que supondrá un desembolso de 1 millón de euros.

De las 300 solicitudes recibidas, han sido aceptadas 239. Las otras 61 se han tenido que desestimar por no cumplir los requisitos de la convocatoria.

Tal y como se explicó a los beneficiarios, el sistema de asignación proporcional de estas ayudas hacía intuir que los 2.000 euros de ayuda base podían acabar siendo una cantidad mayor si se justificaba convenientemente más gastos.

Así pues, los servicios municipales que se han encargado de la valoración han tenido que revisar y cotejar muchísima documentación aportada y finalmente, la media se que quedado en torno a los 6.000 euros y habrá empresas que incluso rozan los 8.000 euros en ayudas.

La resolución con el listado de beneficiarios y las cantidades asignadas se puede consultar en el tablón de anuncios del portal web municipal www.ajxabia.com

El concejal de Hacienda, Ximo Segarra, ha puesto en valor en un comunicado, el trabajo realizado desde el equipo de trabajadores públicos que se ha encargado de la valoración de estas ayudas, que ha revisado una ingente cantidad de facturas y documentos. Segarra ha recordado que las ayudas Paréntesis están financiadas al 62’5% por la Generalitat, un 15% por el Ayuntamiento y un 22’5% por la Diputación de Alicante) y ha apuntado que, pese a que la Diputación todavía no ha ingresado su aportación, el Ayuntamiento de Xàbia no quiere retrasar ni un día más el pago de estas ayudas por lo que adelantará el dinero y las ingresará en los próximos días.

El regidor ha añadido que el presupuesto total de Xàbia para las ayudas Paréntesis era de 1’5 millones por lo que se intentará reinvertir los 500.000 euros sobrantes en las próximas líneas de ayudas en las que trabaja el Consistorio dentro del plan Recuperem Xàbia, una respuesta municipal a la crisis económica originada por la Covid que coordinan Segarra y la concejala Montse Villaverde.