Los vecinos de Xaló comenzarán a ver los avances de su nuevo colegio a partir de junio. La Conselleria de Educación ha adjudicado la obra para la construcción del ansiado centro a la UTE Contratas Vilor Acsa Obras e Infraestructuras por un importe de 7,19 millones de euros. Una adjudicación que se ha retrasado más de lo normal, ya que la Conselleria convocó el concurso público el mes de octubre.

El nuevo centro se sitúa en una parcela municipal de 10.377 metros cuadrados que se encuentra anexa al actual edificio y tiene un plazo de ejecución de 18 meses. Una de las novedades que incluye este colegio es que ofrecerá todo el recorrido escolar, desde la primaria a la secundaria. De esta forma, los jóvenes de Xaló, Alcalalí y Lliber no tendrán que desplazarse como hasta ahora hasta Benissa.

Tendrá 560 plazas escolares, divididas en una unidad de primero de infantil (2 años); cuatro de infantil de 3 a 5 años, ocho de primaria y otros ocho de ESO, además de los equipamientos que requiere un centro de estas características y un comedor con cocina propia y capacidad para 360 comensales, en tres turnos.

La construcción del centro se realizará en dos fases, una primera para levantar el nuevo edificio, y la segunda supondrá demoler el actual para dar espacio a las pistas deportivas y el gimnasio.

En un comunicado, la edil de Educación de Xaló, Eugenia Mestre, remarcó que esta licitación es una «gran alegría porque se dan pasos hacia la realidad de tener la escuela-instituto construida». Según apuntó, las previsiones señalan que en el curso 2022-2023 abrirá el centro.