La Marina Alta ha recuperado la vida nocturna. Este fin de semana de nueva libertad nocturna todos los vecinos y los muchos visitantes han devuelto la alegría a todos los rincones de la comarca. Bares y calles llenas de vida, eso sí, con distancia social, mascarilla y cumplimiento de las normas.

Las Policías Locales organizaron dispositivos especiales de vigilancia y seguimiento, pero sobre todo para informar a los visitantes, la tranquilidad fue la norma en Xàbia y Dénia según señalaron a Levante-EMV las fuentes consultadas.

Aún así, dos locales en cada una de estas localidades fue sancionado por incumplir el horario de cierre. En Dénia los agentes pusieron tres denuncias por incumplimiento del toque de queda, (una sanción hubo en Xàbia) mientras que también hubo otra sanción a un ciudadano que no llevaba la mascarilla.

En los controles los agentes de Dénia detuvieron a un 304 vehículos, para comprobar si los ocupantes iban con la mascarilla. Algunos les costaba cumplir esa exigencia después de cena que por primera vez se podía alargar un poco más y en un horario al que están mas acostumbrados los españoles.