Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un año sin coches en Marqués de Campo

Los vecinos de Dénia recuperan la arteria comercial que ya se cerraba en los periodos vacacionales y fines de semana En Xàbia, los peatones pasean por el Primer Muntanyar, donde el Ayuntamiento prohibió el aparcamiento junto al mar

La calle Marqués de Campo de Dénia, con mesas y sillas de los negocios de hostelería. Dos señales prohiben el paso de vehiculos en el Primer Muntanyar de Xàbia | CARLOS LÓPEZ

Si una cosa positiva trajo la pandemia de la Covid-19 a las dos principales localidades de la Marina Alta, fue la peatonalización de dos vías muy transitadas e importantes. La calle Marqués de Campo en Dénia y el Primer Muntanyar de Xàbia.

Un año sin coches en Marqués de Campo

Hace ahora algo más de un año, cuando el país comenzaba a salir de su letargo tras el confinamiento , los gobiernos de Dénia y Xàbia decidieron adelantar una decisión insólita.

El primero anunció la peatonalización definitiva de la calle Marqués de Campo, el segundo anunció la semipeatonalización del Primer Muntanyar.

La decisión en el caso de Dénia suponía seguir un compromiso del gobierno local que dirige Vicent Grimalt para tratar de reducir la presencia de coches en el núcleo urbano.

Donde desde hace años el Ayuntamiento ha ido reduciendo el espacio del coche con la reurbanización de las calles cercanas, en un cierre que es «evolución lógica» del proyecto de ciudad de los socialistas, que se guía por los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, concretamente el número 11, que se refiere a las ciudades y comunidades sostenibles.

En declaraciones a Levante-EMV, el alcalde, subrayó que esta decisión hace que el centro «urbano, histórico y patrimonial de Dénia se revaloriza también como recurso turístico». Además recordó que la accesibilidad al centro «está garantizada» con las más de 3.000 plazas de aparcamiento.

Por su parte, en Xàbia, la decisión fue peatonalizar uno de los dos carriles del Primer Muntanyar y prohibir el estacionamiento en la primera línea, junto al mar.

El Ayuntamiento convirtió en un paseo de peatones uno de esos carriles y dejar la vista libre de coches para disfrutar de la bahía. Una imagen que muchos vecinos ansiaban recuperar por su carácter romántico. El alcalde de Xàbia, José Chulvi, valoró de forma muy «positiva» este primer año sin coches en la zona y consideró que «la mejora que ha vivido es muy visible, al eliminar el impacto visual que eran los coches».

Chulvi anunció que el Ayuntamiento está trabajando con Costas para elaborar un proyecto de intervención que «deje el espacio en condiciones» y que incluya información sobre la extracción de la piedra tosca que se hacía en muchas partes del Muntanyar.

Compartir el artículo

stats