El Ayuntamiento de Dénia ha anunciado que instalará una barrera en el último tramo de la carretera que lleva a Les Rotes para limitar el acceso de vehículos y tratar de evitar el caos circulatorio que se produce durante el periodo estival en la zona, que da acceso a esta playa pero también a la turística Cova Tallada.

Ha sido el alcalde, Vicent Grimalt, el responsable de anunciar esta medida que son conscientes que “causará problemas” al principio pero que busca evitar mayores problemas en una zona que en verano se llena de coches aparcados a ambos lados de la carretera (en zona prohibida) por la masiva presencia de turistas en la playa y gente que acude a la Cova Tallada.

Grimalt ha explicado que pretenden garantizar la seguridad ya que en ocasiones los vehículos de emergencia no pueden pasar por la zona par atender las urgencias en la calle Vía Láctea, donde desde hace algunos años ya está prohibido estacionar a ambos lados.

Junto a esto, el alcalde ha anunciado que el Ayuntamiento ha abierto un aparcamiento gratuito en la zona, que cuenta con unas 70 plazas y que esperan poder abrir otro terreno que permitirá alcanzar las 130 plazas.

La barrera de Les Rotes operará en principio desde las 8 de la mañana hasta las 18 de la tarde, en una medida que ya han puesto en marcha en la comarca otros municipios como Xàbia, en la Granadella, el Portitxol y Ambolo sometidas a la misma masificación.