La escalera mecánica del casco antiguo de Calp se va a convertir en la atracción turística del verano. La empresa que la está instalando en la calle de l’Alcalde Vicente Pastor Tomás (antiguo Carrrer Trinquet) tenía de plazo hasta septiembre. Pero el ayuntamiento la ha convencido de que pise el acelerador y acabe los trabajos a finales de este mes de junio. La alcaldesa de Calp, Ana Sala, explicó ayer a Levante-EMV que no querían «tener empantanada la calle durante el verano».

Las escaleras mecánicas del casco antiguo de Calp ya funcionarán a final de mes

La obra no es poner la escalera mecánica y punto. La calle va a cambiar de abajo a arriba. En el tramo que llega a la escalera, donde antes se levantaba una escalinata imposible para las personas con movilidad reducida o ancianas, se crearán también rampas. Pasear por la calle, una de las más empinadas del casco antiguo, va a ser coser y cantar.

Las obras suben a 179.839 euros. Las pagan a medias la Unión Europea (están incluidas en la Estrategia Edusi de Calp) y el ayuntamiento. Hacen más accesible el centro histórico.

A los vecinos y vecinas de esta calle (y a los de todo el pueblo), les va a costar, eso sí, acostumbrarse. La escalera mecánica se come un buen trozo de vial y modifica completamente la antigua calle.