Ni hogueras ni chapuzón. Dénia cerrará todas sus playas en la noche mágica de Sant Joan. Lo de prender fogatas, saltarlas y hacer fiestas en la arena (al día siguiente las playas amanecían salpicadas de basura) no se aviene bien con la actual situación sanitaria de pandemia. Las playas se cerrarán a las 21 horas del día 23. No se podrá acceder hasta las 7 de la mañana del día siguiente. El ayuntamiento esgrime que «los riesgos de concentración de personas en las playas y las prácticas vinculadas a la fiesta podrían implicar el incumplimiento de las normas sanitarias de prevención de la covid-19». La Policía Local reforzará esa noche la vigilancia en el litoral. En el dispositivo también participará la Policía Nacional.