El El Área de Investigación del Puesto Principal de Xàbia, en el marco de la Operación Kintano, detuvo el pasado día 11 de junio a dos personas, una de ellas con una Orden internacional de ingreso en prisión, por tráfico de droga al menudeo.

El pasado día 13 de marzo, la Guardia Civil de Alicante tuvo conocimiento de la existencia de un importante foco de venta de droga, concretamente cocaína, en Xàbia. Por este motivo, el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Jávea, inició la que denominaron Operación Kintano.

Las pesquisas condujeron a un varón de nacionalidad italiana, de 67 años y vecino de la misma localidad. Los agentes constataron que poseía una amplia red clientelar en determinados establecimientos de hostelería para vender las dosis. Tomaba numerosas medidas de seguridad cuando iba a hacer una entrega. Evitaba circular por lugares susceptibles de encontrarse con controles policiales y realizar continuas "contramarchas" en una acción que pretendía despistar a posibles investigadores. El sospechoso residía en un chalé en el que también vendía cocaína.

Al identificarlo, los agentes comprobaron que ya poseía antecedentes por tráfico de droga en España. Además, recaía sobre él una Orden internacional de ingreso en prisión emitida por Italia.

Mientras, su pareja sentimental, una mujer polaca de 56 años, que trabajaba montando un puesto de venta en varios mercadillos de la comarca de la Marina Alta, era conocedora de la actividad ilícita desempeñada por su pareja. De hecho, poseía siete vehículos a su nombre.

El Área de Investigación del Puesto Principal de Xàbia, apoyados por la Unidad de Seguridad de la Comandancia de Alicante (USECIC) y el Servicio Cinológico de Alicante (canes detectores de droga), realizó el 11 de junio la entrada y registro de la vivienda. Los agentes arrestaron a la pareja. Intervinieron 12.270 euros en metálico fraccionados en diversos billetes, 3.878 euros en criptomonedas de un monedero digital, aproximadamente 500 gramos de sustancia de corte (glucosa), 7 relojes de lujo y 74 dosis de cocaína de aproximadamente un gramo cada una.

El día 14 de este mismo mes, los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Denia, que decretó libertad con cargos para la mujer y el ingreso en prisión del hombre.