Colas en la playa de la Fustera de Benissa. El aforo, como ocurre también en las calas de este municipio, está completo, y los bañistas tienen que aguardar con paciencia a que salgan otros de la playa para así poder entrar, extender las toallas y disfrutar del baño. Los controladores covid, así como los socorristas de SVS, la Policía Local, Protección Civil e incluso la Guardia Civil, que esta mañana ha estado recorriendo el litoral de Benissa, están llevando a cabo una gran labor para garantizar que se cumplen los aforos y se guardan las distancias de seguridad.

El verano ha comenzado con fuerza en el litoral de la Marina Alta. La costa de Benissa, de bellas calas, es uno de los lugares predilectos para pasar un refrescante día en el mar. La policía ha colocado señales y precintos en los accesos a las calas del Baladrar y Pinets para advertir de que los aparcamientos están repletos de coches y ya no cabe un alfiler.

El acceso precintado a la cala del Baladrar A. P. F.