Ya está todo listo. Mañana se bajará la barrera, ya instalada, en el tramo final del litoral de les Rotes de Dénia. La barrera está junto al restaurante Mena. Evitará que entren coches en tropel y se repitan los colapsos de los últimos veranos. Los turistas aparcaban como podían. Incluso ocupaban zonas prohibidas como las cunetas de la estrecha calle Vía Láctea (la del inicio de la senda de la Cova Tallada y que sube a la Torre del Gerro) o los pedregosos tramos del acantilado. Las ambulancias y los vehículos de bomberos lo tenían negro para pasar.

Mañana, 1 de julio, se bajará la barrera. El ayuntamiento, eso sí, facilita el acceso a los bañistas y pondrá en marcha un minibús gratuito que saldrá del aparcamiento público del antiguo minigolf (a la altura del Hotel les Rotes) y que llevará comodamente a los turistas a esa zona de tráfico restringido.

Sí, restringido, ya que los residentes y quienes los visitan, los clientes de los dos restaurantes (Mena y Ca Nano) y las personas con movilidad reducida sí podrán acceder en coche.

El minibús funcionará desde las 8 de la mañana a las 18 horas. Tendrá una frecuencia de paso de 15 minutos. El servicio estará en pruebas durante los próximos 15 días para cerciorarse de que es útil y los bañistas lo utilizan.

También podrán acceder al tramo final de les Rotes los taxis y el autobús que hace la ruta Dénia-Les Rotes, las motocicletas, los buceadores con autorización y las empresas de turismo activo. Submarinistas y empresas pueden entrar para hacer la carga y descarga (de las botellas de buceo y de los kayaks y tablas de paddle surf).