Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El litoral de Xàbia se sacude los coches y llegan los patinetes eléctricos

Los bañistas empiezan a acudir a la playa del Primer Muntanyar en los nuevos ingenios de movilidad, que amarran a la cerca del carril peatonal

Patinetes amarrados en los postes de la cerca que se está colocando en el Primer Muntanyar. | A. P. F.

Patinetes amarrados en los postes de la cerca que se está colocando en el Primer Muntanyar. | A. P. F.

El Ayuntamiento de Xàbia está instalando una pequeña cerca de madera en el litoral del Primer Muntanyar para reforzar la prohibición de aparcar en esta playa y dar más seguridad a quienes pasean y hacen deporte en el carril peatonal, un gran paseo marítimo (del puerto a la playa del Arenal) surgido de la pandemia. Este litoral, que conserva un carril en dirección Arenal en el que circulan los coches, se ha quitado tráfico. También se ha liberado de la avalancha de vehículos que estacionaban de cara al mar.

Los bañistas, eso sí, se las siguen ingeniando para llegar a esta playa sin cansarse mucho. Empiezan a abundar los fieles del Primer Muntanyar y la playa del Benissero que acuden en patinete eléctrico. Esa forma de desplazarse es inmensamente más sostenible que el coche. Pero el patinete también hay que aparcarlo. Algunos bañistas lo dejan junto a la toalla. Pero otros ya le han descubierto una inesperada utilidad a los postes de la nueva cerca. Los utilizan para amarrar sus patinetes. Ayer había uno atado a una señal móvil de prohibido aparcar (coches, claro).

Cambia la forma de moverse. Llegan vehículos más sostenibles. Y esa nueva movilidad también sirve para acercarse a la playa.

Los pueblos van por detrás de esta revolución sobre ruedas eléctricas. En el Primer Muntanyar no hay aparcabicis, que es lo ideal para amarrar los patinetes. Y también son cada vez más los bañistas que acuden a pedales a la playa.

El caso es que este litoral se ha transformado. Se ha sacudido los coches. Ahora por la mañana el carril peatonal está muy concurrido de caminantes y aficionados a co Y pasan, raudos, los patinetes eléctricos.

Compartir el artículo

stats