"Les barxeres" son mujeres de bronce y paciencia. Trenzan las hojas secas del palmito y crean auténticas maravillas. Este oficio tradicional, invisibilizado durante muchos años, es feminista y sostenible. La Marina Alta, cuna de la "llata" y "les barxeres" lo reivindica. Pedreguer inauguró el pasado miércoles "L'Homenatge a les Barxeres", una escultura de bronce del artista Jere Cerveró que subraya la fuerza feminista del trabajo de estas mujeres. Este acto cerró 15 días dedicados a enaltecer la dignidad y la figura de "les barxeres" pedregueres y de toda la comarca.

La escultura, de tamaño superior al natural, se alza sobre una peana en la que se han colocado tres gravados que explican la creación de "les barxes" y la letra de la canción de Lluís Fornés El Sifoner "A la dignitat de les barxeres".

La actriz Laia Far inspiró la escultura de Jere Cerveró Ximo Guardiola

La inauguración de la escultura la condujo el propio Lluís Fornés, quien interpretó un original "rap" con la letra de su canción. Le acompañaron la sección de percusión de la Banda de l'Escola de Música de Pedreguer. La actriz Laia Far Noguera, modelo que le inspiró al artista Jero Cerveró la escultura en una performance de junio de 2019, realizó una coreografía.

Luego el Cor de Mestres Barxeres, de l'Escola Taller de Confecció de Barxes de Pedreguer, interpretó junto a El Sifoner y Paqui Noguera Puig y Jaume Costa, de Tarannà Teatre, la habanera "Exaltació de la Barxa Valenciana". También cantó "l'Himne a Pedreguer", acompañados por Àlex Velázquez al piano y la banda del Centre Artístic Musical de Pedreguer.

Asistieron la acto, entre otros, los alcaldes de Pedreguer, Sergi Ferrús, y de Gata de Gorgos, Josep Costa, así como Joan Server y José Juan Fornés, consejero delegado y director general de Rolser y Supermercados Masymas, dos empresas locales que han aportado cada una un 10 % del coste del monumento.

"El Sifoner", el alcalde y los responsables de Rolser y Masymas Ximo Guardiola

El alcalde de Pedreguer subrayó que la escultura se ha situado en la glorieta que está frente a la Casa de Cultura, "donde un grupo de personas valientes trabaja desde hace unos años trenzando la palma". Ferrús aseguró que ese grupo ha prendido la chispa de la reivindicación de este oficio tradicional.