La Policía Local, la Policía Nacional y la Policía Autonómica han desplegado este fin de semana un operativo conjunto en Dénia. Han denunciado (la sanción la tramita la Policía Autonómica) a una discoteca que permitió que sus clientes bailaran y, además, lo hacían sin guardar la distancia de seguridad y sin llevar puesta la mascarilla. El incumplimiento fue en cadena: está prohibido bailar y hay que respetar la distancia de seguridad y la norma de llevar la mascarilla cuando se está dentro de un local y la gente se apiña.

Los agentes también sancionaron a dos supermercados por vender alcohol después de las 20 horas. Además, disolvieron cuatro botellones en la playa del Raset. No eran concentraciones de gran número de personas. Los agentes también han acudido a restaurantes y viviendas para cerciorarse de que se cumplía la normativa de prevención de la covid-19 y se respetaban los horarios y no se realizaban fiestas privadas.

Estas denuncias se pusieron antes de que anoche Dénia inaugurara el toque de queda. Esta primera noche en la que ha estado prohibida la movilidad nocturna ha sido tranquila, según las fuentes consultadas. Los vecinos y turistas se han recogido en sus casas. Y no se ha puesto ninguna denuncia por deambular a partir de la 1 de la madrugada.