Hay sobrepoblación de jabalíes. Es un hecho. Y esto provoca que aumenten los atropellos de estos animales en carreteras próximas a masas forestales. Dado que los jabalíes suelen tener mucha envergadura, los atropellos pueden acabar en aparatosos accidentes de tráfico. El último atropello se ha producido en la carretera de Xàbia a Jesús Pobre y la Xara. En el tramo del Biserot, un coche ha embestido en las últimas horas a un jabalí. El cadáver permanece en la cuneta. Fue un golpe seco y el conductor pudo salvar el siempre peligroso trance de toparse con uno de estos robustos animales. Eso sí, es probable que el coche sufriera algún daño.

Esta carretera, que bordea la cara sur del Montgó, es una de las que registra más atropellos de fauna. No cuenta con corredores bajo la calzada para que los animales puedan ir habituándose a pasar de un lado a otro sin invadir el vial. La mortandad de fauna protegida preocupa. En la junta rectora del Montgó, siempre se hace énfasis en el elevada mortalidad de animales protegidos en esta carretera. Además, es un peligro para los conductores impactar con los recios jabalíes.