El Ayuntamiento de Xàbia ha reaccionado como un resorte. Tras revelar hoy este diario que algunos vecinos habían creado con ramas de pinos una especie de "barricada" en la cuneta del vial de salida de la cala de la Barraca, el consistorio ha enviado esta misma mañana una pala y ha retirado los restos vegetales. Existía un gran riesgo de incendio. Una colilla podía prender estas ramas, muy secas, y originar una situación de extremo peligro en esta zona del Portitxol, donde hay numerosos chalés rodeados de pinadas y los viales son estrechos.

La máquina ha dejado limpia la cuneta Levante-EMV

Los vecinos que han llenado este tramo de cuneta con ramas han actuado de forma muy negligente. Está prohibido aparcar. Hay una línea amarilla en toda la cuneta. No obstante, para asegurarse que ningún turista "despistado" dejara el coche, decidieron llenar toda la cuneta de ramas y troncos. Y provocaban una situación de posible peligro. Una chispa podía haber originado un incendio.

El ayuntamiento ha actuado con rapidez y ha retirado esa acumulación de restos vegetales.