Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrella su coche contra la terraza repleta de clientes de un bar de Xàbia

El conductor, de 64 años, irrumpió en una plaza peatonal para intentar atropellar a un vecino al que había denunciado por darle un puñetazo

El coche arrambló con dos bolardos y causó un gran estropicio en la terraza del restaurante. | LEVANTE-EMV

El coche arrambló con dos bolardos y causó un gran estropicio en la terraza del restaurante. | LEVANTE-EMV

El coche pasó de largo, pero se detuvo y dio marcha atrás (en dirección prohibida). A los clientes que estaban tranquilamente sentados en la terraza de uno de los bares de la plaza peatonal Adolfo Suárez, en el puerto de Xàbia, ya les escamó esa maniobra. Se empezaron a inquietar cuando vieron que el conductor encaraba el vehículo hacia la plaza. Y se apoderó de ellos el pánico cuando aceleró y lanzó el coche contra la terraza. Por suerte, los clientes vieron que el vehículo se les venía encima y se levantaron y salieron corriendo. Eso sí, una mujer no pudo esquivar el impacto, que la tiró al suelo. Sus heridas no revestían gravedad, pero sí sufrió un ataque de ansiedad.

Ocurrió la noche del miércoles, sobre las 21.30 horas. El conductor, de 64 años, irrumpió deliberadamente en la plaza peatonal. Al pasar con su coche vio al vecino de 49 años con el que ya había tenido un rifirrafe esa misma tarde. Acudió a denunciarlo a la Guardia Civil por propinarle un puñetazo. Y luego, al advertir que estaba en una de las terrazas de este espacio peatonal, se ofuscó e intentó atropellarlo, según confirmaron a este diario fuentes policiales.

El coche arrancó de cuajo dos bolardos. Arrambló con mesas y sillas. Y se quedó a un par de metros de la fachada del restaurante. Se llevó por delante el toldo. El conductor intentó escapar. Hizo marcha atrás, pero uno de los clientes rompió el cristal del coche y cogió de la pechera al hombre de 64 años. En seguida llegaron patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como ambulancias de la Cruz Roja. Los sanitarios atendieron a la mujer herida y la llevaron a un centro sanitario.

Mientras, los guardias civiles reconocieron al conductor. Poco antes había estado en el cuartel presentando una denuncia. Se lo llevaron detenido. Había intentado arrollar al hombre al que había denunciado por agredirle. Puso en peligro la vida y la integridad de numerosos vecinos que estaban plácidamente tomando algo en las terrazas y viendo en las pantallas el partido de fútbol. A estos clientes, como luego explicaron a este diario, se les llegó a pasar por la cabeza que se estaba produciendo un ataque terrorista.

El detenido fue llevado ayer por los agentes a declarar al juzgado de Dénia.

Compartir el artículo

stats