Los vecinos de la calle Sant Domènech de Benissa se han llevado esta tarde un gran susto. Un coche ha empezado a arder. Las llamas han prendido en otro vehículo que estaba delante. Esta calle del casco antiguo es muy estrecha y la virulencia del fuego ha provocado que reventaran los cristales de las viviendas más cercanas. La policía local ha descargado un extintor en el segundo coche para evitar que el fuego fuera a más. Mientras, las llamas envolvían el otro y salía una gran humareda.

Los bomberos se han apresurado a combatir las llamas. Eso sí, la angosta calle ha quedado totalmente bloqueada. El humo se ha colado en las casas más próximas. Los bomberos también las han ventilado para evitar que sus moradores sufrieran intoxicaciones de humo. La Policía Local ha confinado en sus viviendas a todos los vecinos de la calle. Les ha pedido que cerraran puertas y ventanas para estar a salvo de la densa humareda.

Los bomberos han logrado apagar con rapidez el fuego. Eso sí, el coche en el que ha empezado el fuego ha quedado prácticamente carbonizado.

El incendio ha comenzado a las 14.20 horas. A las 15.18 horas se ha podido reabrir la calle y los vecinos ya han podido salir de sus casas. Por parte de los bomberos, han intervenido un cabo y cuatro bomberos del parque de Benissa, que se han desplazado con un vehículo de mando y jefatura y una bomba urbana pesada.

La temperatura de las llamas ha reventado cristales y el denso humo se ha colado en las viviendas Consorcio de Bomberos de Alicante