Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos buceadores hallan en el Portitxol de Xàbia 53 monedas de oro romanas

Los investigadores creen que el tesoro lo escondió un potentado que huía de la invasión de los alanos de Hispania. Las monedas se acuñaron en Constantinopla o Milán a finales del siglo IV

Luis Lens y César Gimeno y sus familias posan junto al tesoro de las 53 monedas de oro

Un día de vacaciones se convirtió en una aventura inolvidable. Luis Lens Pardo y César Gimeno Alcalá disfrutaban con sus familias en la cala del Portitxol de Xàbia. Ambos buceaban. A Luis le sorprendió un destello. "Pero no le di mucha importancia. Todos los días sacamos latas, anzuelos y plásticos. Pensé que era una moneda de diez céntimos". Pasó de largo. Pero luego volvió y el objeto seguía resplandeciendo. Lo cogió y vio otra idéntico. "Lo saqué y pensé que podía ser de un colgante. Pero me sorprendía que se adivinaba la cara de un romano o un griego". Y tanto. La cara era de un emperador de finales del siglo IV y del V. Ese día recuperaron 8 monedas. Fueron el principio de un hallazgo sorprendente de 53 monedas de oro romanas. "Cuando lo supimos nos dio un vuelco el corazón", rememoró César, que recordó la emoción que el árqueólogo Álex Pérez sintió. "Me dijo que un descubrimiento como éste es lo que un arqueólogo sueña durante toda la vida".

Luis y César, que son cuñados, han asistido hoy junto a sus familias a la presentación de este "tesoro". "Es lo que siempre te imaginas de niño: encontrar un tesoro", ha precisado Luis. El Museo Soler Blasco de Xàbia ha congregado al equipo de investigación de la Universidad de Alicante que está llevando a cabo desde 2019 prospecciones en el Portitxol (es el yacimiento subacuático con mayor concentración de anclas históricas de Europa) y a responsables de la Dirección General de Patrimonio. Todos han coincidido en que el hallazgo es excepcional. Es uno de los conjuntos de monedas de oro romanas encontrados en Europa y comparable al tesoro de Lava (Córcega, Francia) y el de Saint Albans (Verulamium, Reino Unido).

Dos de las monedas con efigies de emperadores Levante-EMV

Jaime Molina, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante, y el arqueólogo de Xàbia y director del Museo Soler Blasco, Joaquim Bolufer, han explicado que las monedas debieron estar dentro de un cofre que un potentado romano ocultó bajo el agua cuando escapaba de la invasión de los Alanos de Hispania. Las monedas, acuñadas en Constantinopla o Milán, pertenecen al periodo de la caída del Imperio Romano. Las efigies que llevan en relieve son las de emperadores Valentiniano I, Valentiniano II, Teodosio, Honorio o Arcadio.

La conservación de las monedas es magnífica

José Antonio López Mira, de la Dirección General de Patrimonio, ha anunciado que la conselleria de Cultura destinará 17.800 euros a excavar el lugar del descubrimiento.

Los expertos y arqueólogos, así como el alcalde, José Chulvi, y el vicerrector de Investigación de la Universidad de Alicante, Juan Mora, y el coronel jefe de la Guardia Civil (en recuperar las piezas han participado también los GEAS), José Hernández, han recalcado la "honestidad" y "ejemplaridad" de los dos buceadores que descubrieron las monedas. Comunicaron de inmediato el hallazgo y han colaborado con los investigadores. Ese día de playa que se convirtió en una aventura quedará en los libros de historia.

Los dos descubridores explican cómo encontraron las monedas A. P. F.

Compartir el artículo

stats