Los dueños del bar fueron previsores y decidieron cerrar la terraza mientras el Ayuntamiento de Xàbia reparaba la acera, levantada por las raíces de los árboles. Y menos mal. Esta mañana, sobre las 11 horas, se ha desplomado un árbol de frondosa copa y ha ido a caer precisamente sobre la terraza. Estaba cerrada y, por tanto, no había clientes. El árbol ha chafado dos mesas.

Ha caído tras realizarse estos últimos días obras de reparación de la acera y de eliminación de las raíces que habían levantado los adoquines. En este punto, dos vecinos habían tropezado y caído. Denunciaron al ayuntamiento. Pero, al quitarse raíces, este árbol ha quedado debilitado. Los dueños del bar también han indicado que antes incluso de la pandemia ya pidieron al consistorio que lo podara. Era el árbol más frondoso y pesado de toda esta acera de la avenida del Pla, en el núcleo del Arenal de Xàbia. El ejemplar tenía unos 30 años.

Los operarios municipales de la brigada de jardines ya han talado el árbol caído y han retirado los troncos.