Calp será la sede de un observatorio de ciudades resilientes y sostenibles que se encargará de hacer el seguimiento del cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en los municipios.

La creación de este organismo fue anunciado ayer por la alcaldesa de Calp, Ana Sala, en el marco de unas jornadas organizadas por Aguas de Calp (del grupo Global Omnium) sobre las ciudades resilientes y sostenibles.

Unas jornadas que se desarrollan hasta mañana y en las que participan numerosos ponentes, entre los que se encuentran algunos de los que acudirán a la Cumbre Mundial del Clima en Glasgow, como la directora de la Fundación Empresa y Clima, Elvira Carles.

Y pretenden abordan las problemáticas relacionadas con la resiliencia al cambio climático, y la aportación de los municipios y ciudades a la mitigación de sus efectos a través de la tecnología.

En el transcurso de la jornada inaugural participó el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, quien abogó por un equilibrio entre «desarrollo y sostenibilidad», y subrayó que los municipios es «donde se trabaja el respeto al medio ambiente». Respecto al observatorio, Mazón comentó que debe ser una «herramienta para romper falsos mitos y testimoniar que la provincia somos cumplidores del desarrollo sostenible».

También acudió la consellera de Transición Ecológica, Mireia Molla, reconoció que en la Comunitat «queda mucho por hacer» ya que las emisiones de CO2 de 2018 a 2019 solo se redujeron un 2%. En esta línea recordó que el objetivo es reducirlas un 40% (en 2030) tal y como recoge la ley valenciana de Cambio Climático aprobada por el Consell.

La consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollá acudió a la jornada celebrada ayer en Calp Carlos López