La Policía Nacional ha detenido a tres personas de nacionalidad española y marroquí, de edades entre 19 y 23 años, integrantes de una organización criminal asentada en la provincia de Alicante especializada en cometer robos con fuerza en domicilios.

La investigación, señalaron fuentes de la Policía Nacional, tuvo su inicio el pasado mes de agosto a raíz de una denuncia en la que la víctima daba cuenta del robo con fuerza sufrido en su domicilio en el que le sustrajeron un vehículo de alta gama y una motocicleta, hechos ocurridos en la localidad de Denia.

Fruto del intercambio de información y de las gestiones practicadas los investigadores comprobaron que se trataba de una organización criminal especializada en cometer los robos mediante el método de la fractura del marco o del bombín de la puerta de las viviendas, siendo un grupo muy activo debido a que operaban con mucha asiduidad por toda la provincia de Alicante.

En los robos cometidos sustraían dinero y objetos que posteriormente eran comercializados por ellos mismos y con los que obtenían notables beneficios económicos aumentando así su enriquecimiento patrimonial.

Los miembros de la organización contaban con una gran profesionalidad y especialización delictiva, ya que además de los robos en vivienda, se dedicaban al tráfico de drogas, para ello sustraían vehículos de alta gama que eran utilizados para el transporte de mercancías y para cometer asaltos a otros narcotraficantes haciéndose pasar por policías.

Hasta el momento los agentes han logrado identificar y detener a tres integrantes de la organización a los que se les han imputado delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal, robo con fuerza en domicilio, falsedad documental, delito contra la seguridad del tráfico y atentado a agente de la autoridad.

Resaltar la alta peligrosidad de este tipo de delincuentes que no dudaban en usar la violencia si fuera necesario para intentar huir como fue en el caso del momento de su detención que intentaron atropellar a uno de los agentes.

En los registros practicados se intervino un vehículo de alta gama, una motocicleta, 10.900 euros, 3.900 kg de hachís, un maletín profesional de cerrajería, diversas joyas, llaves de vehículos y de apertura de garajes.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Alicante, el cual decretó prisión para uno de ellos.

La investigación fue llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de Alicante y Denia, que además siguen realizando gestiones con los efectos recuperados que no han podido ser identificados, solicitando colaboración ciudadana a aquellas personas que han sido víctimas de robos en sus viviendas para poder esclarecer nuevos hechos delictivos, no descartándose nuevas detenciones.