Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La bahía del Portitxol, un gran museo marino aún por descubrir

Al más de un centenar de anclas de todas las épocas, se unen cerámicas y ánforas

Una de las ánforas que se ocultan en los fondos de la bahía del Portitxol de Xàbia | IROX

La bahía del Portitxol en Xàbia es un gran tesoro por descubrir. Hace unas semanas se dio a conocer el hallazgo histórico de unas monedas de época romana. Pero sus fondos atesoran muchos más secretos y sobretodo restos de la historia de una bahía que fue un puerto pequeño (Portitxol).

Una bahía que afronta en los próximos meses uno de los retos más apasionantes de la arqueología submarina. En sus fondos, todo un «muestrario de huellas del paso de los navegantes de todas las civilizaciones por nuestra costa», según reconoció el Institut de Recerca Oceaonogràfica de Xàbia. Fueron dos de sus miembros los que comenzaron un estudio previo en busca de anclas que yacen en la bahía del Portitxol.

Encontraron un centenar de anclas, pero se dieron cuenta pronto que había «un tesoro más sorprendente», ya que allí se esconde «una gran acumulación de ánforas, otros objetos y restos cerámicos», que según indicaron «apuntan a un descubrimiento todavía más extraordinario».

Esta es la base del estudio del equipo de Arqueología de la Universitat d’Alacant que junto con el Ayuntamiento de Xàbia y la dirección general de Patrimonio Cultural iniciaron el pasado año y permitirá categorizar todos los restos, para elaborar unas fichas sobre ellos, que es el primer paso para su protección de cualquier tipo de expolio.

Compartir el artículo

stats