El Ayuntamiento de Ondara ha convocado para esta semana una comisión de cultura extraordinaria con el objetivo de decidir el futuro inmediato del bar de la plaza de toros. Desde el equipo de gobierno se ha encomendado al área técnica una propuesta para que desarrolle la redacción de un proyecto para realizar las obras de reducción de la superficie construida del local del bar–restaurante del coso taurino con el fin de que pase de una superficie útil de 200 a 70 metros cuadrados.

La intención es eliminar el 70% del local, dejando el 30% restante como bar–cafetería para prestar servicio a los eventos que se celebren en la plaza de toros (un excelente espacio para actos culturales). Así se dará más visibilidad al coso de Ondara, construido en 1901 y que es de estilo neomudéjar.

Eso sí, el futuro bar-cafetería contará con más terraza.

El alcalde de Ondara, José Ramiro, ha avanzado que, tras la inminente jubilación del adjudicatario que tenía la concesión del bar-restaurante de la plaza de toros, la intención del equipo de gobierno es impulsar unas obras que significarán reducir la superficie construida del local, manteniendo el servicio y la terraza, a la vez que se dará mayor visibilidad al monumento. La plaza, como ha subrayado Ramiro, es uno de los bienes patrimoniales más relevantes del pueblo. Tras el debate de esta propuesta en la Comisión de Cultura, se contratará la redacción del proyecto.