El sector náutico hace piña. Nace la Asociación de Turismo Náutico de la Marina Alta (Atnma) que persigue "defender los intereses de uno de los sectores más importantes de la comarca", ha subrayado hoy su presidente, Ricardo Burriel, que ha asegurado que la Marina Alta es el cogollo del turismo náutico en la Comunitat Valenciana. Esta actividad, ha advertido, genera más de 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

"Hemos querido potenciar la representatividad y unidad del sector para tener una voz propia ante las administraciones y abordar los nuevos retos y normativas que puedan perjudicar al sector. Se está trasladando una imagen negativa del sector que no responde a la realidad. El turismo náutico en la Marina Alta es un turismo sostenible, tanto social, económica como medioambientalmente”, ha señalado Ricardo Burriel, que también es el director de la Marina Nou Fontana de Xàbia.

La nueva asociación ya aglutina a 20 empresas. Burriel ha afirmado que se van a sumar más. Forman parte empresas de compraventa de embarcaciones, alquiler de barcos y motos de agua, de deportes y turismo náutico, puertos y clubes náuticos y firmas de mantenimiento y reparación de embarcaciones.

Ha avanzado que esta asociación presentará alegaciones al nuevo decreto autonómico de protección de la posidonia oceánica, que ya estará en vigor el próximo verano. Ha destacado que ya están negociando con las conselleries de Turismo, Medio Ambiente y Puertos. "El decreto debe ser una oportunidad y no una amenaza para el sector del turismo náutico en la Marina Alta".