Calp volverá a cobrar el próximo año a los bares y restaurantes la tasa de las terrazas. Lo ha aprobado esta tarde el pleno. La alcaldesa, Ana Sala, del PP, ha afirmado que ha consultado esta medida con los empresarios y "han entendido" que, tras dos años exentos, la situación económica ha mejorado y tienen que pagar la ocupación de la vía pública con mesas y sillas. No obstante, Sala ha avanzado que si se adoptan nuevas restricciones por la pandemia "volveremos a suspender la tasa".

Los portavoces de los tres partidos de la oposición, PSPV, Compromís y Defendamos Calp, han coincidido en que los empresarios no han recuperado lo que perdieron durante los meses de cierre y restricciones. Han planteado que la tasa se podría haber ido aplicando de forma progresiva.

La nueva tasa establece cuatro zonas. El casco antiguo es donde se pagará menos. Las terrazas más caras para los hosteleros estarán en la plaza Colón y en las calles Gabriel Miró o Pintor Sorolla, que son la de más actividad turística y de bares y restaurantes.