Los alcaldes de Benigembla, Castell de Castells, Parcent, Murla y la Vall de Laguar han enviado una carta a Marina Salud, la concesionaria de la gestión sanitaria en la Marina Alta, para reclamarle el mismo trato que a todos los otros municipios de la comarca. La vacunación de los escolares se está realizando en los colegios. Pero las familias de estos pueblos tienen que llevar a sus hijos al centro de salud de Orba. Allí les inyectan la dosis.

Los munícipes lamentan que es más difícil para los niños y niñas y sus padres y madres desplazarse a otro municipio. "Lo más sencillo sería llevar una unidad médica en horario escolar a las escuelas", indican. Y subrayan que ir al centro de salud de Orba significa hacer colas, dar vueltas y vueltas para aparcar (las plazas para estacionar son aquí escasísimas) y que alumnos de diferentes colegios tengan contacto.

Critican que nadie les ha consultado esta decisión de no vacunar en sus colegios. Y piden una solución "equitativa" y que se les trate igual que al resto de ciudadanos valencianos. Los alcaldes (Rogelio Taverner, Vicent Tomás Estalrich, Joan Ripoll, Juan Fernado Giner y Juan Carlos Mengual) aprovechan la misiva para pedir "más apoyo a los pueblos pequeños" y que no ocurra "al contrario" como en este caso de la vacunación de los escolares.