Mala cosa empezar el año jugando con fuego. Por segunda Nochevieja consecutiva, un cohete lanzado desde un chalé para celebrar la entrada del año nuevo ha provocado un incendio en la urbanización de la Cumbre del Sol, en el Poble Nou de Benitatxell. El del pasado año fue más peliagudo. Calcinó un rodal que está pegado a la ruta de los acantilados. Esta vez el fuego comenzó justo después de las campanadas. Es peligrosa esa moda de festejar el año nuevo lanzando cohetes e incluso pequeños castillos de fuegos artificiales.

Las llamas prendieron en una pinada. La movilización fue inmediata. Los bomberos del parque de Benissa, Protección Civil y Policía Local de Benitatxell y la Guardia Civil de Xàbia acudieron en seguida. Los bomberos y los voluntarios de Protección Civil sofocaron con rapidez el fuego. Evitaron que cogiese fuerza.

Pero ya es el segundo año que ocurre y de ahí que desde Protección Civil se haga un llamamiento a no tirar cohetes desde los chalés. Es una moda temeraria.