Ya está plenamente operativo el nuevo carril bici de la calle Rei Jaume I de Ondara. El ayuntamiento comenzó la ejecución de las obras para la creación de este carril bici en noviembre de 2021, y los trabajos ya han culminado, según ha confirmado el alcalde, José Ramiro. Con estas obras, explica, se ha conseguido incrementar la seguridad viaria en la calle Rei Jaume I, que se ha convertido en un vial de dirección única (dirección desde Av. Alicante hacia Ramón y Cajal), con un carril bici en su lado izquierdo, dotado de separadores con la calzada. El carril se ha pintado de color rojo en los tramos de salida de vehículos para mayor seguridad. Las obras eran necesarias para dotar al área de las condiciones de seguridad y funcionalidad en la zona para los usuarios de bicicletas, y no han supuesto la eliminación de plazas de aparcamiento en este vial; puesto que lo que se ha hecho ha sido sustituir el espacio de una de las dos direcciones de circulación, por un carril-bici.

Las obras de este nuevo carril bici han estado enmarcadas en el Plan +CERCA 2020, de la Diputación de Alicante. Un proyecto que comenzó a ejecutarse el pasado mes de octubre 2021. Con un presupuesto total de 41.174,61 euros, la actuación ha permitido unir el carril bici existente en la avenida d’Alacant con el carril bici de la salida hacia Dénia. También se ha mejorado el acceso peatonal desde la avenida de Alicante, en el último tramo de la Avenida, mediante la renovación de la acera y habilitación de pasos de peatones accesibles, para mejorar la circulación peatonal, y que surge al organizar en dicha zona el nuevo carril-bici, las plazas de aparcamiento y la parada de bus existente. En la primera parte de la Avenida de Alicante se ha mejorado la acera, y se han reordenado los parkings; además, se han creado aparcabicis y parkings para motos, y se ha dotado de arbolado.

En cuanto a la calle Ramón y Cajal se ha rebajado la acera para mejorar la movilidad. Por otro lado, la dirección de entrada a la calle Jaume I ha supuesto una mejora en la seguridad del cruce con la Avenida Alacant, porque era peligrosa la salida (debido a todas las direcciones que estaban). También se ha producido una reducción del tráfico de esa calle al 50%, mejorando la calidad de vida de sus vecinos y vecinas.