Pego se echa a las montañas para mejorar los más de 100 kilómetros de sendas que recorren el término municipal. Se trata de un proyecto coordinado por el Centre Excursionista local y que consiste en rehabilitación de las sendas, “tanto en el apartado de limpieza, si es necesario; y también en el aspecto de la señalización”, apunta el responsable de la iniciativa, Ximo Sala. Una iniciativa que se está llevando a cabo actualmente.

Respecto a la señalización, se están renovando los postes de indicaciones, con flechas direccionales; también se están repintando algunas señalizaciones fijadas en varias piedras; y además se han instalado tres nuevos paneles informativos. En estos tres últimos se detalla “información de una ruta concreta con aspectos como el desnivel, la dificultad o la distancia entre otros”, apunta Sala.

La propuesta, explica el coordinador, es adaptarlas a la normativa de la Federación d’Esports de Muntaya i Escalada de la Comunitat Valenciana (FEMECV).

El proyecto contempla la mejora de hasta siete rutas en la que destaca una principal, la PRCV 58, con cerca de 29 kilómetros de distancia y que va más allá de las fronteras de Pego, pues además recorre las montañas de Tormos, Sagra, l’Adsubia y la Vall d’Ebo. De este itinerario nacen otras tres variantes: la que une el Camí de Vall d’Ebo hasta la Figuereta, la senda del Xical hasta la Cova Blanca y la que va desde el Pla del Miserà hasta el Castell de Benirrama.

También se están mejorando otras tres rutas, Mostalla, la de Creu de Bodoix y la del Barranc de la Canal; “estas tres no están homologadas por la FEMECV tan sólo por exceder el tramo por zona urbana, aunque también se están adecuando como el resto”, matiza Sala.

Además está prevista la puesta marcha de los trabajos para mejorar otra senda, la que llega a la Creu de Cabal hasta el Barranc del Castell.

La mejora de los más de 100 kilómetros de sendas es una apuesta del departamento de Turismo de Pego y que coincide con el año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas. Está financiando al 100% por el departamento con una dotación de 10.000 euros.