El Ayuntamiento de Calp prepara ya su estrategia contra la resolución de la Generalitat Valenciana que da vía libre a la ampliación de la piscifactoría. Esta mañana la alcaldesa de Calp, Ana Sala, del PP, junto a los concejales de Territorio, Juan Manuel del Pino, Pesca, Matías Torres, y Turismo, Paco Avargues, ha mantenido una reunión con representantes de diferentes asociaciones calpinas como la Asociación Hotelera de Calp, la Cofradía de Pescadores, la Asociación Cultural y Ecologista de Calp (ACEC), Ecologistas en Acción de la Marina Alta y el Real Club Náutico de Calp. A la reunión también ha asistido Richard Barreno, de Ecologistas en Acción y miembro de la Junta Rectora del Parque Natural de Serra Gelada.

Todos los presentes han manifestado su rotunda oposición a este proyecto por "el perjuicio al entorno marino y al turismo de Calp". Han coincidido en la necesidad de llevar a cabo acciones en contra de la ampliación así como de contar con la máxima adhesión de la sociedad calpina. De ahí que se haya planteado la posibilidad de crear una plataforma que organice y coordine actividades reivindicativas y de protesta, como manifestaciones o recogidas de firmas, o bien de carácter informativo como campañas de información o charlas.

También se ha abordado el recurso de alzada que presentará el Ayuntamiento de Calp contra la decisión de la Generalitat. El consistorio ha sacado a licitación la elaboración de un informe técnico que servirá de base al recurso. Se ha insistido en que ese informe deberá aportar nuevos argumentos que fundamenten la oposición a la ampliación de la granja marina y, por tanto, que no hayan sido rebatidos con anterioridad por la Generalitat.

El concejal de Territorio, Juan Manuel del Pino, ha destacado que habría que incidir en por qué Calp no es el lugar idóneo para la instalación de una piscifactoría. “Aquí tenemos un parque natural y prácticamente la única industria que tenemos en Calp es el turismo”, ha señalado.

También se pondrá a disposición de la ciudadanía y asociaciones un modelo de recurso para que se sume al recurso de alzada.

Richard Barreno, de Ecologistas en Acción de la Marina Baixa, ha señalado que entre un 15 y 20 por ciento del pienso con el que se alimenta a los peces de esta piscifactoría son antibióticos. “Los peces no están hechos para vivir en jaulas y al estar enjaulados crean enfermedades por lo que se les suministra antibióticos para evitarlas”, ha advertido.

Ha destacado que, a diferencia del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural de Serra Gelada, el del Parque Natural del Penyal d’Ifac no establece un límite a las dimensiones de las piscifactorías que se instalen en sus proximidades. “¿Qué les impide seguir ampliando la piscifactoría en unos años? Estamos hablando del futuro de Calp, de un plazo de cinco a diez años; no hay límite al destrozo”, ha expuesto.

La alcaldesa de Calp ha manifestado que “vamos a utilizar todos los medios que estén a nuestro alcance para seguir en esta lucha a la que queremos que se sume todo el pueblo de Calp. Está en juego el futuro de nuestro municipio”.