Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"En Xàbia hay más de mil locales sin licencia. Nosotros llevamos 25 años intentando conseguir la primera"

Más de 300 personas secundan la cacerolada contra el precinto de los bares de la playa del Arenal

Trabajadores de los locales precintados y del grupo Jávea Company en la protesta de esta tarde A. P. F.

Más de 300 personas han secundado esta tarde la cacerolada que se había convocado en la terraza del bar la Bámbula, en el extremo sur de la playa del Arenal de Xàbia, contra el precinto de este negocio y de otros seis. La protesta ha estado centrada en denunciar la clausura de los tres negocios que en esta manzana tiene la empresa Jávea Company. Esos locales son los bares La Bámbula y el Acqua, cerrados por la policía local el martes, y la discoteca Achill, que la policía local precintará mañana.

La protesta ha sido estruendosa. Por el ruido que han metido los participantes, muchos de ellos trabajadores de Jávea Company, y por las preguntas que el gerente de esta empresa, Edgar Slama, ha lanzado. Las cacerolas han sonado con estridencia. Los participantes han expresado el gran malestar con el ayuntamiento por la clausura de estos locales. Slama ha afirmado que 200 trabajadores van a perder su empleo.

Slama ha lanzado la primera pregunta: "¿Cuántos bares y restaurantes de Xàbia están en una situación igual a la nuestra?". Y él mismo se ha respondido. "Seguro que más de mil". No obstante, ha emplazado al ayuntamiento a que aclare cuántos negocios exactamente no tienen licencia.

El precinto de estos siete del extremo sur de la playa del Arenal ha llegado después de que un vecino denunciara ante la Agencia Valenciana Antifraude que no podía dormir por el ruido de estos negocios. La Agencia dio en febrero un ultimátum de tres meses al ayuntamiento para que cerrara estos bares.

El gerente de Jávea Company, Edgar Slama, en la protesta de esta tarde A. P. F.

"¿Cuánta gente está en la misma situación que nosotros y siguen abiertos?", ha insistido Slama, que ha deducido que "el problema no lo tienen los empresarios, sino el ayuntamiento". "Nadie tiene una licencia en este pueblo".

El gerente de Jávea Company también ha pedido que dé la cara el vecino que denunció a estos siete locales y al ayuntamiento ante la Agencia Antifraude. "Es tan poderoso que ha logrado que 200 trabajadores se queden en la calle".

Los participantes han realizado una sonora cacerolada A. P. F.

También ha preguntado a los presentes si sabían cuánto tiempo lleva su empresa, que es una de las más potentes de hostelería de Xàbia, esperando la primera licencia. De nuevo Slama ha respondido: "Llevamos 25 años y no la hemos logrado".

Ha denunciado que en el ayuntamiento le pone "un sinfín de obstáculos".

"¿Puede el ayuntamiento agilizar las licencias? La respuesta es sí, pero debe trabajar y poner ganas".

"No voy a hablar del alcalde, José Chulvi, porque él no ha hecho nada", ha ironizado Slama, que ha afirmado que "quien manda en el ayuntamiento" son "algunos técnicos y funcionarios caciques". "Son los verdaderos jefes. Y siempre van a estar ahí porque no los votamos. Les mueve la satisfacción de no darnos ni una licencia en 25 años".

El gerente de Jávea Company ha asegurado, sin embargo, que en el ayuntamiento también hay "mucha gente honrada y honesta".

Más de 300 personas han acudido a la protesta que se ha realizado en la terraza del bar La Bámbula A. P. F.

"Vamos a dejar una puerta abierta al alcalde para que acabe con esta discriminación y ponga las herramientas necesarias para que los técnicos honrados hagan su trabajo", ha dicho Slama, que ha recordado que ha presentado un recurso en el juzgado de Alicante contra el precinto de sus locales y ha pedido la suspensión cautelar de la clausura. Ha lamentado que el ayuntamiento no haya esperado a que el juez se pronunciara.

En la protesta, también han hablado el abogado Jaime Albi, que lleva la administración de Jávea Company, y la directora del grupo, Antoinette Slama.

Compartir el artículo

stats