Permeables a la música y las influencias. Las murallas del castillo de Dénia se han convertido en un emblema de la diversidad y la tolerancia. La música ha obrado el prodigio.

«Música al Castell», festival pionero en la Comunitat en la música folk, cumplirá este verano 30 años y lo celebrará con un cartel espectacular. Actuarán, entre otros, Kiko Veneno y Marlango. Serán dos de los grandes conciertos del año en la Marina Alta.

El festival se presentó el viernes como toca. Urbàlia Rurana, grupo que impulsó en 1992 «Música al Castell», se subió a ese escenario-atalaya que es el castillo. Sonó la música y el público se animó a bailar. La alegría de este festival es contagiosa.

En sus tres décadas, han actuado en Dénia unos 200 grupos. El periodista especializado en folk Paco Valiente recordó que han pasado por «Música al Castell» leyendas como la cantante macedonia Esma Redzepova, «la reina de la música gitana», o el gran cantaor de flamenco Chano Lobato.

El festival arrancará el 21 de junio con un concierto de Miquel Gil y Noèlia Llorens Titana. Funden poesía y música tradicional valenciana.

El cartel es ecléctico y puro gozo. La zambra llegará con las Migas, una banda que es tuétano de flamenco femenino, valiente y alegre.

Marlango, la banda de Leonor Watling y Alejandro Pelayo, seducirán el 23 de julio con su pop sofisticado y embebido de jazz y blues.

También estarán en «Música al Castell», el Septeto Santiaguero, un referente de la música tradicional cubana y ganador de dos Grammy Latinos; la Petita Orquestra Pilotaire (POP); los Hermanos Cubero, renovadores del cancionero castellano, o la Colla de Dolçainers de Benissa «Pere Bigot».

El 30 de julio llega un concierto que seguro levanta gran expectación, el de Kiko Veneno, uno de los grandes genios de la música española. Sus letras nacen en la calle. Empapa su música de nuevos sonidos e influencias. Es una artista que conecta con el espíritu de un castillo, el de Dénia, abierto al Mediterráneo. La fortaleza se deja conquistar por la mejor música.