Las banderas para daltónicos ondearán este verano en las playas de Dénia. Las personas que no distinguen los colores podrán saber si los socorristas han izado la bandera verde, amarilla y roja. Las banderas tendrán símbolos para facilitar que se sepa el estado del mar.

Las playas de Dénia avanzan así hacía la accesibilidad.

Esta es una de las novedades que ha adelantado hoy el concejal de Playas, Pepe Doménech, quien ha anunciado que el 9 de junio el litoral dianense ya contará con socorristas. El servicio de vigilancia y salvamento lo presta este año la empresa Eulen. Se mantendrá hasta el 9 de octubre. En junio, septiembre y octubre, habrá socorristas de 11 a 19 horas y, en julio y agosto, de 10.30 a 20 horas.

La empresa incorporará vehículos eléctricos. Los socorristas contarán con patinetes eléctricos para desplazarse por les Rotes.

Doménech también ha avanzado que se van a instalar aseos en tres playas que hasta ahora no les tenían, las de l'Almadrava, Deveses y Punta Molins. El litoral contará con 15 aseos portátiles.

Además, se pondrá en funcionamiento una segunda biblioplaya. El pasado verano se abrió la de la Marineta Cassiana. Funcionó de maravilla. Este verano se mantiene esa punto de lectura y se añade otro en les Albaranes (les Marines).

Eulen también asumirá el servicio de vigilancia de la Cova Tallada que le corresponde el ayuntamiento de Dénia. Por las mañanas, desde el 15 de junio hasta el 30 de septiembre, este servicio lo presta el parque natural del Montgó. A Dénia le toca las tardes desde el 15 de junio al 31 de julio. El resto de tardes del verano le corresponde al consistorio de Xàbia.

El concejal ha señalado que este verano las playas de Dénia vuelven a la normalidad de antes de la pandemia. Ya no se aplicará el límite de aforo.

También ha avanzado que el "trenet" que lleva a los bañistas a la playa de les Arenetes, en el tramo final de les Rotes, empezará a funcionar el 15 de junio.

El edil ha desvelado que a Dénia le cuesta dos millones de euros al año tener a punto sus playas y dotarlas de servicios. Doménech ha señalado también que el ayuntamiento aspira a conseguir el próximo año una séptima bandera azul para sus playas. Pedirá que se conceda este distintivo de la calidad de las aguas y de la eficiencia de los servicios a la playa de l'Almadrava.