El efecto de las lluvias torrenciales de abril todavía se ve en algunas playas de la Marina Alta. Una de ellas es la de Els Molins-Estanyó, en Dénia. Aquí desemboca el río Alberca. La crecida de este río por las precipitaciones provocó que se dibujara un nuevo cauce que va paralelo a la orilla. La playa quedó desfigurada. Y así sigue. Además, los bañistas deben salvar los escalones que creó en la arena el agua de lluvia. En otros puntos de les Marines, también el agua buscó el mar y se abrió camino en la arena, que ya se ha nivelado. Aquí todavía se ven los estragos de los aguaceros de primavera.

El escalón dificulta disfrutar de esta playa Levante-EMV

Bañistas y vecinos han trasladado a este diario sus quejas por el estado de la playa. Esperan que el ayuntamiento actúe pronto y nivele la arena y "borre" ese nuevo cauce del Alberca. La temporada de baño ya ha comenzado. Este pasado fin de semana numerosos bañistas acudieron a las playas y calas de la Marina Alta.