Amunt contra el cáncer ha reunido nada menos que 50.500 firmas para exigir que se agilice el diagnóstico del cáncer y los tratamientos en el departamento de salud de Dénia y se ponga en marcha el circuito rápido oncológico. Prácticamente todos los ayuntamientos de la Marina Alta han aprobado mociones de apoyo a esta reivindicación.

Ribera Salud, el grupo que gestiona la sanidad en la Marina Alta, también ha reaccionado. El gerente del departamento de salud de Dénia, Javier Palau, se comprometió ayer ante las asociaciones de pacientes de la comarca a que ningún paciente al que se le diagnostique un tumor tenga que esperar más de 8 semanas a que se inicie su tratamiento.

Palau se reunió con representantes de Amunt contra el cáncer, Valentes i Positives, Jávea Cancer Care, Tots sumen contra el cáncer de Benidoleig y la Asociación Española contra el Cáncer de Ondara. Aseguró que el departamento de salud está trabajando «en la mejora de los procesos oncológicos, incorporando nueva tecnología e indicadores para las neoplasias (tumores) más frecuentes».

El gerente aseguró que desde 2017 aplican «circuitos rápidos de patología no demorable». Anunció que a finales de verano crearán la figura de la «enfermera gestora de casos». Se dedicará exclusivamente al seguimiento de pacientes oncológicos.

Las asociaciones de pacientes le pidieron que se evitaran las posibles demoras en detección y tratamientos. Palau se comprometió a crear un circuito de revisión de los diagnósticos y tratamientos que se retrasan más de lo establecido en los protocolos vigentes.