El alcalde de Xàbia, José Chulvi, mantuvo ayer una reunión con la Subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, para abordar la problemática de seguridad que provoca el aparcamiento irregular que se repite cada verano en la carretera CV-742 que da acceso al Portitxol; especialmente desde que se instaló una barrera que impide bajar a la cala en coche cuando el parking está completo.

El estacionamiento masivo en las cunetas de esta carretera provoca problemas en la circulación, dificulta el acceso y maniobra a los vehículos de emergencia y pone en peligro a peatones que andan por el mismo carril que circulan los coches.

Al ser un vial es competencia de la Diputación de Alicante, el Ayuntamiento no puede tomar medidas disuasorias. Tampoco la Policía Local tiene competencias para multar ni ordenar la retirada de vehículos, pues es la Guardia Civil quien tiene la potestad sancionadora.

Para aliviar esta situación, el ayuntamiento solicitó en primera instancia a la Diputación que colocara de elementos que eviten el estacionamiento en el tramo de 1’4 kilómetros (desde el cruce con la calle Lentisco hasta el cruce con la calle Media Lluna) más cercano a la cala.

La petición municipal, reiterada desde octubre hasta mayo, estaba acompañada de informes policiales, que recomendaban instalar una talanquera o pilones de madera, tanto para garantizar su efectividad como por la facilidad de desmontaje en caso de necesidad y por criterios estéticos e imagen pública.

No obstante, llegado el mes de julio, la Diputación únicamente ha instalado una señalización vertical recordando la prohibición, algo que –como ya advertía la Policía- es insuficiente y no impide el estacionamiento. Así se ha podido comprobar este mismo fin de semana, en el que los conductores han hecho caso omiso a la señalética y han seguido aparcando en la zona en conflicto.

Ante la falta de respuesta de la Diputación, el alcalde recurrió a la Subdelegación del Gobierno en Alicante para que al menos refuerce el control y las sanciones en la zona.

Desde el órgano de Gobierno convocaron ayer a todas las partes implicadas (Ayuntamiento, Policía Local, área de carreteras de la Diputación y Guardia Civil de Tráfico) para buscar una solución conjunta. La responsable, Araceli Poblador, se ha sumado a los requerimientos del consistorio y aboga por la acción preventiva. En este sentido, solicitó a la Diputación que refuerce de manera inmediata los elementos disuasorios al estacionamiento, al menos, en los puntos más problemáticos. En concreto se acordó que se colocarán barreras de señalización temporal (conocidas como new jersey).