Hacer llano un pueblo tan cuesta arriba como Calp se va por las nubes. La nueva rampa mecánica, tras la de la calle Murillo y la escalera de la calle Alcalde Vicente Pastor, se instalará en la avenida Masnou (la del Centro Cívico y la Casa de Cultura), que tiene una pronunciadísima pendiente. Las obras, que forman parte de la estrategia Edusi «Revitaliza Calp» (están cofinanciadas por la Unión Europea), suben a 929.999 euros. El gobierno local (PP y Ciudadanos) renuncia a colocar otra rampa en Gabriel Miró, que es la arteria principal de Calp. También está empinada, pero Masnou se lleva la palma.