Pego pone en marcha esta semana el proyecto Mediaprop. Se trata de un servicio que presta la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública con el que facilitar la mediación de diferentes conflictos entre vecinos y que estará disponible a partir del miércoles 5 de octubre. Una propuesta conjunta entre el Ayuntamiento y la Plataforma Alicantina de Personas Mediadoras de Alicante (PAPM) que contará con un equipo de tres intermediarios.

Tres personas que cubrirán el servicio (cada semana dos de ellas) y que intentarán poner fin a conflictos tales como molestias por ruidos entre vecinos, problemas por el uso del espacio público, malos olores, molestias animales, daños en el mobiliario, mediaciones en el ámbito familiar (intergeneracionales, entre hermanos/as, cuidados a mayores y menores…), o mediación con menores tanto en el ámbito escolar como fuera de éste; entre otros. “La mediadora trata de que ambas partes lleguen a un acuerdo sin ésta llegar a dictar sentencia o juicio”, explica la concejal de Servicios Sociales, Merxe Bolta.

Aunque el número de conflictos con los que puede mediar esta nueva figura es amplia, hay algunos problemas en los que no podrá intervenir de esta forma, “tan solo asesorar y derivar hacia otros recursos”. Cuestiones como la violencia de género, conflictos derivados de la enfermedad mental de una de las partes, conflictos en los que se pretenda buscar la culpabilidad de una de las partes, conflictos en los que las creencias y los valores anulen la autonomía individual de alguna de las partes.

Las mediadoras atenderán a los vecinos, bajo cita previa, un día a la semana de 9.30 a 14 horas en las instalaciones de la Mancomunitat de Pego i Les Valls.

Este servicio estará abierto durante los tres próximos meses (de octubre hasta diciembre, este último incluido) y tendrá un coste de 6.000 euros financiados completamente por la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.