Familias de una clase de infantil de 5 años del colegio público Gabriel Miró de Calp ya no saben a dónde acudir para que se asigne un profesor de apoyo a un alumno con necesidades especiales. Han enviado escritos a la dirección del centro, a la concejala de Educación, Pilar Cabrera, y a la inspección educativa. Advierten de que urge que se dé atención especializada a este niño, escolarizado por primera vez en el centro en septiembre. Señalan que la maestra está de baja por el estrés de no poder dar la clase con normalidad. «Es una excelente profesional y sus alumnos la están echando muchísimo de menos», precisan.

Estas familias, en el escrito dirigido a la inspección (lo enviaron hace casi un mes), subrayan que la administración debe garantizar una educación de calidad basada en «los principios de equidad e inclusión». Sostienen que en este caso se deben destinar «recursos» para que este alumno reciba «la atención especializada que requiere». Las familias indicaron a este diario que el niño es «un encanto» y que hay que ayudarlo a que se integre y reciba una enseñanza de calidad. Insisten en que esto solo es posible si se le asigna un profesor de apoyo.

Lamentan que los responsables de corregir esta situación la analizan «desde la lejanía y no acuden al aula». «No conocen la realidad diaria de esta clase».

También señalan que al resto de alumnos también les perjudica que no se refuerce la atención a su compañero. Puntualizan que, al necesitar este niño que se esté pendiente de él (advierten de que incluso hay riesgo de que se «autolesione»), se desatiende al resto de escolares «durante periodos prolongados». «Y no hay que olvidar que algunos de ellos todavía no han cumplido 5 años».

Estas familias confiesan que es frustrante que, mediado el mes de noviembre, todavía sigan como al principio de curso.

También advierten de que en frente de esta clase de infantil hay un techo apuntalado desde el 24 de octubre. Han presentado una instancia en el ayuntamiento (es el responsable del mantenimiento de los colegios) para que lo arregle «lo antes posible, ya que es peligroso».