Compromís per Pego ha presentado un recurso de reposición en el que pide que se anule el pleno del pasado 3 de noviembre en el que el gobierno local (PSPV y Ciutadans per Pego) y PP y Ciudadanos aprobaron las bases de licitación del programa urbanístico de 1.300 viviendas y un campo de golf conocido como 'Pego golf'. El PAI ya lo aprobó por primera vez el pleno en 2005.

Los valencianistas insisten en que el acuerdo es "irregular". El recurso de reposición se llevará al próximo pleno. El gobierno local lo rechazará. Compromís tendrá entonces que acudir a los tribunales.

La portavoz de Compromís per Pego, Anna Sastre, recuerda que en la comisión y en el pleno de noviembre ya avisaron de que reactivar este PAI "contravenía la ley". "No se hace referencia a la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental ni se ha comunicado a los propietarios de las tierras la posibilidad de gestión del programa. Además, se fue en contra del único informe técnico emitido por el personal del ayuntamiento".

Los valencianistas indican que las bases de programación de 'Pego golf' debe elaborarlas un despacho de abogados externo y luego informarlas los funcionarios municipales. "Es un procedimiento de licitación pública que debe contar con todas las garantías legalmente exigibles. Esta condición tampoco se ha dado, incurriendo en un grave defecto de procedimiento", advierte Compromís.

Anna Sastre lamenta que el gobierno local y el resto de la oposición defienden "el discurso falso que ya dura unos 20 años del maná del urbanismo depredador". Atribuye que ahora se reactive este proyecto a que "se acercan las elecciones".