La Bolata es junto al Bullent, en Pego, el gran manantial de la Marina Alta. Las últimas lluvias, que han superado de largo los 100 l/m2 en las montañas del interior de la Marina Alta, han dado vigor a la surgencia de la Bolata, en Tormos. El agua sale con fuerza de la tierra. El manantial ruge. Da agua a los pueblos de la Rectoria y se ha utilizado para regar los fértiles campos de todo este valle. Es un afluente del río Girona. De hecho, la Bolata aporta el agua con la que baja este río ya que curso arriba, desde Orba hacía la presa d’Isbert y el Barranc de l’Infern, está seco. En el nacimiento de la Bolata comienza una ruta de senderismo de 7 kilómetros. Es bastante sencilla y descubre la riqueza hídrica (acequias, molinos hidráulicos y pozos) de un valle que, tras las lluvias, ha recuperado todo su esplendor.