Es empezar y no parar. La Policía Local de Calp sufre una larga lista de carencias. El sindidato STAS-POLICÍA ha lamentado el "maltrato y desprecio" del ayuntamiento a la plantilla. Afirma que los agentes deben soportar "la falta de recursos materiales, de personal y unas dependencias obsoletas en todos los sentidos".

Este sindicato recuerda que ya avisó de "las condiciones nefastas" del parque móvil. Ocurrió, de hecho, un contratiempo que retrataba perfectamente que los coches policiales estaban para el arrastre. Un vehículo policial se averió y se quedó parado. Los agentes tuvieron que empujarlo hasta el aparcamiento del retén. El vídeo se hizo viral.

Las promesas de que se iban a adquirir nuevos coches se han ido al limbo. "Se sacó a licitación la adquisición de dos vehículos SUV para la Policía Local. Ninguna empresa se presentó y los policías se quedaron sin vehículos", indica el sindicato. En este último año, se han quedado sin furgoneta de atestados y sin dos coches más. Las motociclistas están "en lamentables condiciones".

Así las cosas, el ayuntamiento ha tenido que alquilar dos coches (no tienen emisora ni mampara de seguridad para aislar a los detenidos) y dos motocicletas.

Mientras, el retén es un desastre. No hay vestuario para mujeres. Los vestuarios, la sala de descanso, las oficionas y las zonas de atención al público carecen de calefacción y de aire acondicionado. Los agentes y los usuarios se asan en verano y tiritan en invierno.

Otro problema es el de los constantes olores de aguas fecales que emanan de los aseos de la planta inferior del retén. Además, si los agentes dejan su ropa en los vestuarios, donde hay problemas de humedad, luego se llena de moho y no se la pueden poner.

La plantilla es escasa. A día de hoy, asegura este sindicato, faltan 12 plazas de funcionario de carrera, 3 de oficiales, una de inspector, una de intendente y una más de comisario. Hasta 2024 se jubilarán otros 7 agentes. La Policía Local está en cuadro.

El ayuntamiento contrata a interinos, "cuyas funiones no son las mismas que las de un funcionario de carrera. Están asumiendo gran carga de trabajo y de responsabilidad".

Este sindicato advierte de que los interinos "se ven obligados a aceptar unas condiciones laborales lamentables por miedo a su situación contractual o a que se les perjudique en futuras oposiciones".

Esta batería sin fin de deficiencias está provocando que "muchos funcionarios interinos renuncian a venir a trabajar a Calp, y los que hay trabajando se marchan en cuanto surge la posibilidad".

El sindicato atribuye a la falta de planificación del ayuntamiento, gobernado por PP y Ciudadanos, que la plantilla policial esté bajo mínimos. "Y siempre salen perdiendo los agentes y los ciudadanos".