Reabre el bar de playa que le exige a Xàbia 620.000 euros por el precinto

El juez acepta la medida cautelar que permite levantar un cierre que se mantiene desde hace casi un año

El precinto el pasado mes de mayo del bar Acqua. | A. P. F.

El precinto el pasado mes de mayo del bar Acqua. | A. P. F. / alfons padilla. xàbia

alfons padilla. xàbia

La reapertura es inminente. Los gerentes de Jávea Company, la empresa hostelera más potente de Xàbia, Edgar Slama y Antoinette Sassen Van Elsloo, han anunciado a bombo y platillo que el juez les ha dado la razón y ha aceptado la medida cautelar que les permite volver a abrir el bar Acqua, el último de los cinco de la playa del Arenal (otros dos de esta misma empresa, la Bámbula y la discoteca Achill), que el ayuntamiento precintó hace casi un año. Los jueces han ido admitiendo que estos locales vuelvan a funcionar a la espera de que se resuelva el conflicto judicial de fondo, el que dirime si estos negocios son legales o no. La Agencia Antifraude dio la razón a un vecino que denunció que no tenían licencia municipal ni autonómica y de ahí que el ayuntamiento se viera abocado a cerrarlos.

Los gerentes de Jávea Company instan al consistorio a «sacar conclusiones de este desastre que ha provocado la pérdida de empleo de unas 200 personas». Esta empresa ha presentado otra demanda contra el ayuntamiento. Le reclama 620.000 euros de indemnización por el perjuicio de los primeros 5 meses de precinto (de mayo a septiembre).

Jávea Company recrimina a los responsables municipales que se dejen llevar por «denuncias abusivas y falsas». Afirma que ha recibido «un trato injusto» alentado por «gente alérgica al éxito de los demás». Advierte de que la empresa ha sufrido "perjuicios importantes" y "sabemos que no (los) asumirán ni el responsable político ni el funcionario correspondiente. Lamentablemente pagará el pueblo».