Mongomar celebra medio siglo de trayectoria con esencia familiar

La empresa de la industria inmobiliaria celebró una emotiva gala con más de 150 asistentes

La velada sirvió para repasar su historia y sus distintas generaciones

Mª Eugenia Caudeli con la estatuilla (centro) acompañada por familiares y amigos

Mª Eugenia Caudeli con la estatuilla (centro) acompañada por familiares y amigos / ED

Cumplir medio siglo de trayectoria empresarial es motivo de celebración. Por eso, Mongomar —uno de los referentes del sector inmobiliario valenciano— quiso conmemorar su 50 aniversario con una emotiva gala, celebrada en el hotel Marriott de Dénia,  en la que hizo un repaso por su historia remarcando su carácter familiar. El evento reunió a más de 150 personas ente familiares, amigos, colaboradores y clientes de la empresa, con destacada presencia de las diferentes generaciones de la compañía. Porque ellas son la base de la empresa desde que su carismático fundador, Benito Caudeli, emprendiera el proyecto inmobiliario hace cinco décadas.

Sergio Dénia actuó como maestro de ceremonias para repasar los momentos más destacados de la historia de Mongomar. Este viaje al pasado se hizo con la proyección de toda una serie de fotografías históricas de la compañía, acompañadas de los comentarios explicativos de María Eugenia Caudeli, hija del fundador; su nieto Benito Mestre; y Juan Llobell, director financiero de la empresa durante años. 

Imágenes que narran historias

Las fotografías sirvieron, además, para remarcar el carácter familiar propio de la empresa con imágenes que contaban historias de alegría, de cariño y, también, de nostalgia. Algunas de ellas mostraban a Benito Caudeli con su esposa, sus hijos, nietos o amigos; mientras que otras recordaban momentos trascendentales de la compañía, como cuando recibió el premió CEDMA en el año 2011, o a personas cruciales en su historia como el primer equipo técnico, a los que recordaron uno por uno.

Sergio Denia, junto con Maria Eugenia Caudeli, Benito Mestre Caudeli y Juan Llobell con la foto de Benito Caudeli , fundador de Mongomar. ED

Sergio Denia, junto con Maria Eugenia Caudeli, Benito Mestre Caudeli y Juan Llobell con la foto de Benito Caudeli , fundador de Mongomar. ED / ED

No únicamente ellos, también se pidió un amigo de la familia, Carlos Pesquera, que narrara alguna anécdota del fundador que le hubiera dejado huella, y en realidad eran tantas que su intervención se convirtió en una semblanza entera de Benito Caudeli.

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue cuando se llamó al escenario a Irene Weiss y Lucía y Gerhard Wolf, primeros clientes de Mongomar, quienes resaltaron que «una empresa sólo puede funcionar 50 años si es solvente, honesta y tiene buenos empleados».

Irene Weiss dedicando unas palabras a la empresa en el 50 aniversario de Mongomar.

Irene Weiss dedicando unas palabras a la empresa en el 50 aniversario de Mongomar. / ED

Las futuras generaciones de Mongomar también tuvieron cabida en el acto, jóvenes que están todavía en el instituto o la Universidad y que serán algún día los sucesores de los actuales gerentes. Y subieron también los familiares y más allegados.

Una estatuilla como símbolo

Una conmemoración tan especial necesitaba de un símbolo que, según Benito Mestre, «mostrara todo lo que significa Mongomar». Esta idea —surgió tomando unos cafés con el escultor Teo San José— se materializó en una estatuilla con el lema ‘Los cimientos de la abundancia’. Ésta se entregó a una emocionada María Eugenia Caudeli en la parte final de la gala, a la que siguió una cena en un ambiente festivo repleto de complicidades.

En sus 50 años de existencia, Mongomar ha dejado un legado de calidad y excelencia en la industria inmobiliaria. Su aniversario es un testimonio del compromiso constante con sus valores y su enfoque en la satisfacción del cliente.