De la Marina Alta a Villas Viejas (Cuenca) a pasar la ITV: "No hay colas, es más barato y me han ofrecido café"

Un conductor de la comarca, ante la imposibilidad de lograr cita en Ondara, hace un viaje de 7 horas para renovar la inspección y constata que la peregrinación de la ITV va a más: "Me han dicho que están viniendo muchísimos valencianos"

Imagen de la ITV de Villas Viejas (Cuenca) tomada por el conductor de la Marina Alta

Imagen de la ITV de Villas Viejas (Cuenca) tomada por el conductor de la Marina Alta / Levante-EMV

Alfons Padilla

Alfons Padilla

Siete horas de viaje de ida y vuelta, y las da por buenas. Más de 700 kilómetros entre pecho y espalda. Un vecino de la Marina Alta ha relatado a Levante-EMV su peregrinación de la ITV, un fenómeno que ha podido constatar que va a más. "Me han dicho que están viniendo muchísimos valencianos", afirma. Este vecino se ha hartado de ir a la ITV de Ondara, de hacer cola (cola que en los últimos días es de decenas de usuarios) para que luego le digan que si no sabe leer, que hay un cartel que indica que esté atento a que se abran citas en la web. Pero, eso, que se abran citas, no ocurre nunca, y la web es desesperante y no se aclara nada.

No hay colas en esta ITV de Villas Viejas, en Cuenca

No hay colas en esta ITV de Villas Viejas, en Cuenca / Levante-EMV

"Me ha caducado la ITV y, como en Ondara no había forma, me he venido a Villas Viejas. Y fenomenal. No tenía cita previa, pero no había ningún coche y me han atendido superbien. He pasado la inspección en un momento. Luego, cuando he ido a recoger la pegatina, me han ofrecido café o una infusión. Si lo sé antes, no pierdo el tiempo en Ondara y me vengo directo aquí. ¿Qué he perdido el día? ¿Y todas las horas que he estado intentando conseguir la cita en la ITV de la Marina Alta para nada?", relata este conductor.

Villas Viejas es un despoblado de Huete (Cuenca). El vecino de la Marina Alta afirma que la ITV es moderna y los trabajadores muy eficaces y amables. Para ser un pueblo sin vecinos y en medio de la meseta, el servicio es una maravilla comparado con el de Ondara, que lleva meses colapsado.

La inspección, 38,92 euros: "¡Es que encima es más barato!"

"Para quien tenga que hacer un viaje y le pille de paso esta zona, vale la pena parar un momento y pasar la ITV. Pero es que aquí me dicen que están viniendo a propósito muchos valencianos que se buscan la vida dado que las ITV de la Comunitat son un desastre", insiste este conductor, quien muestra la factura de pasar la inspección del coche en Villas Viejas: 38,92 euros. "¡Es que encima es más barato!", exclama.

El turismo de la ITV, de escapada de un día, es ya un hecho. Los conductores valencianos peregrinan a Castilla La Mancha.